Retención de líquidos, hinchazón, calor, drenaje linfático

Con la llegada del calor empezamos a sentirnos cansados, nos pesan las piernas, estamos hinchados, y todo se debe a la retención de líquidos.

Cuáles son las causas:

Las causas de la retención de líquidos son muchas y pueden variar en cada persona. Pero las principales causas son:

  • El calor, que favorece la salida del agua de los vasos e impide que los tejidos puedan absorberla
  • El sedentarismo, personas que pasan mucho tiempo sentadas o de pie en la misma posición sin moverse.
  • La sal, una alimentación rica en sal favorece la retención de líquidos.
  • Causas hormonales, ya sea por embarazo, los días previos a la menstruación o menopausia.
  • Circulación sanguínea, que impide el proceso de absorción de líquidos.

Cómo comprobar si tenemos una retención de líquidos o mala circulación rápidamente

Una de las formas más sencillas y rápidas es presionar con el dedo en una parte de la pierna. Al quitar el dedo si se queda marcado durante unos segundos, entonces quiere decir que tenemos mala circulación sanguínea o retención de líquidos.

Como podemos tratar la retención de líquidos

Alimentación

  • Reducir y evitar el consumo de sal en las comidas, sobre todo en:
    • Productos en conserva
    • Embutidos
    • Quesos curados
    • Algunas aguas con gas
  • Tomar muchos líquidos, si el consumo de agua es insuficiente, hay que aumentarlo bebiendo otros tipos de líquidos:
    • Agua
    • Sopa
    • Infusiones
  • Consumir alimentos ricos en agua como por ejemplo:
    • Alcachofa
    • Col
    • Espárragos
    • Sandía
    • Pepino
    • Zanahoria
    • Lechuga
  • Consumir alimentos ricos en potasio, como por ejemplo:
    • Legumbres
    • Cereales
    • Trigo
    • Levadura
  • Consumir proteínas:
    • Nueces
    • Almendras
    • cereales complejos
  • Alimentos diuréticos:
    • Piña
    • Papaya
    • Pomelo
    • Espárragos
    • Apio
    • alcachofa
  • Se aconseja fraccionar las comidas para estabilizar la glucemia y evitar que el organismo sustituya el azúcar de las células por agua.
  • Para mejorar el retorno venoso, se recomienda practicar una actividad física regular y evitar estar sentado o de pie durante mucho tiempo.
  • En la cama, levantar las piernas reduce el riesgo de edema en las extremidades inferiores.
  • Para las personas sensibles, evitar la exposición al calor.

Ejercicio físico

El ejercicio físico es muy importante ya que ayuda a la circulación sanguínea, crea un movimiento de los músculos que favorece la oxigenación y la dilatación de los vasos sanguíneos.

Masajes

Se aconseja un masaje de drenaje linfático, ya que la red linfática compensará la debilidad de la red venosa.

En Estil Natural tenemos especialistas que realizan los masajes de drenaje linfático atendiendo a las necesidades de cada persona.

Aquí pueden ver un vídeo con nuestro trabajo: